Inicio

martes, mayo 20, 2014

La Ira


“La Ira”

Es mejor tomar todo con calma, siendo optimista ante las adversidades, pero aun así he sido poseído por la ira, la rabia, un coraje que difícilmente he logrado controlar y sosegar; me sumerjo en un estado de destrucción y odio tanto que aquellos que lo han provocado no han podido escaparse de las consecuencias,  ¿algunas veces la cruz de la culpa ha hecho lamentar mis acciones? Sí, pero la razón siempre me ha alentado a bajar el saco de ladrillos de la culpa.
El Señor impotente, tendrá la peor de las manifestaciones ya que no podrá hacer nada; pero aquel que sus instintos domine lo perderá en su primitiva esencia y podrá hasta provocar la muerte por su euforia; el conforme e infructuoso, su ira simplemente aceptará con desdén de venganza; el fuerte pero incapaz chocará sus dientes el uno contra el otro; el perspicaz  planeará el contragolpe; y en el peor de los casos, alguno puede terminar riendo preso de demencia por la ira.
La incapacidad o imposibilidad de conseguir lo que quieres, El no dar tu brazo a torcer y estar amarrado como un cocodrilo a merced de su apresador, un pequeño detonante como un gesto hecho en el momento menos indicado, así de simple; está dentro de ti, y aguarda muy pacientemente salir, todo depende de cómo lo manejes, la  desesperación nunca será la mejor salida, ya que no lograras controlarla. Al borde de la locura puedes llegar; para mí, es el ímpetu que motiva a preparar el terreno en contra del autor de mi furor.
Aunque el triunfante será siempre el que pase  de largo sonriendo y mofándose ensimismado  de la ira adversa, quien fulminara con desprecio a su rival.

Ira que no quieres ser llamada,
De tu nombre los dioses se han aprovechado,
El justo te ve con recelo,
En la sin razón está tu estirpe,
En el instinto tú albergue,
No quiero dejarte salir,
Aunque no te puedes contener,
Serás motor de venganza,
Y placidez de justicia personal.

                                                                                                                      Por: Morbidanhell




9 comentarios:

Inma_Luna dijo...

Lo llevamos dentro si, pero solo nosotros podemos controlarla.
Muy buen texto.
Y mucha razón.
Besos

Morbid anhell dijo...

Así es Inma, aunque aveces es difícil.Saludos.
!Un fuerte abrazo y besos¡

Yessy kan dijo...

Es difícil controlar nuestro nivel de tolerancia. En la sociedad de hoy en día, las relaciones turbulentas entre amigos, parejas o compañeros de trabajo son fuentes comunes de ira. ¿Cómo evitarla? Si existe tanta gente toxica!
Saludos

Chogüi dijo...

Excelente fraseología para manifestar un sentimiento que por naturaleza es difícil de identificar en esencia y origen. La ira, manifestación plasmática del desvario que embarga en estos días a la confundida sociedad. La Ira, reflejo de frustacion, de impotencia, de cultura aberrante, en fin, que se impone: actuar con indiferencia o dejar salir la presión que provoca la ira. Lo reflejan muy acertadamente tus letras estimado Morbidanhell.
Saludos.

Morbid anhell dijo...

Yessy, Buenísima aplicación a la cotidianidad de la vida, las diferentes maneras de ver las cosas generan las mas grandes batallas.
Saludos Yessy y besos.

Morbid anhell dijo...

No cabe duda Chogüi, en nosotros está si, frustrarnos o salir triunfantes cuando lo inevitable sucede, <>
Saludos.

Unknown dijo...

Eccellente!!!

Dr. dijo...

Eccellente!!!

Morbid anhell dijo...

Grazie per la visita Dr.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...