Inicio

miércoles, noviembre 26, 2014

La queja del ego


La queja del Ego

De las injusticias de la vida,
Les hago presente:
[La queja del ego]

Puedo tener a quien pretenda,
Aquí sentado con una simple mirada,
Puedo ver, ver como se rinde ante mí,
Como el deseo impera en su mirada,
Otra más será, para saciarme.

Los circunstancias, las acciones,
Que parecen ser premeditadas,
Encajan con el guión que no está escrito;
Pero mi ser reconoce el resultado
Y la satisfacción de haberlo logrado.

Hasta la mañana siguiente,
Despertar y un dejavú recorre mi mente,
Una sensación que atormenta,
Y te hace sentir que todo fue vano, efímero.

Donde la soledad domina mi  alma,
Y hace sufrir al no obtener,
Eso abstracto, que no puedo percibir,
Y con desesperación busco, no obteniendo repuesta.

La punzada en la llaga,
Me corroe con un resultado colateral,
Que no deja en paz,  siempre está presente,
La belleza es pasajera e intrascendente.



jueves, noviembre 06, 2014

Los Perros


Los Perros

Una noche me encontraba caminando por la Sierra lóbrega, en marcha buscando a mi viejo amigo Gaalh, empezaba a oscurecer cuando me adentré en el bosque, tenía el hábito de caminar hacia el pueblo por el sendero más desolado y sombrío, el menos transitado; debido a que me repugna encontrarme con los oriundos de la zona, nunca ha sido de mi agrado socializar mucho. Esa noche mientras caminaba me percaté de algo extraño en el bosque, no se escuchaba ruido alguno, un silencio lúgubre, solo podía escuchar mi respiración y las hojas y ramas pequeñas que pisaba paso a paso, detuve me por un instante pero  no tomé importancia continuando mi rumbo.

Llegue a la calle principal del pueblo, luego tomé la Av. Felipe Peña la cual conduce a la puerta trasera de la casa de mi aliado en desvaríos, generalmente ignoro a las personas no les tomo importancia; pero me encontré con esa chica linda que siempre coincidía en mi camino, esta vez atrajo mi atención  de sobremanera, su ropa estaba rasgada, sucia su seno izquierdo salía de su vestido, su cabello alborotado, su rostro pálido y de su brazo descendía una delgada línea color bermeja que finalizaba en la punta de su dedo medio escurriendo gota a gota hacia la calle que marcaba el rastro de su procedencia. Logré notar un leve cambio en la atmósfera se volvió más pesada y gris como si de repente una tarde tormentosa se aproximará en cuestión de segundos. Decidí continuar y seguir adelante ignorando la escena que había presenciado luego de ver a mi vecina. Una ansiedad y delirio de persecución comenzó a agobiarme, acelerando mas el paso cruce en el pasaje hacia mi destino cuando frenéticamente me detuve atónito ante una jauría de perros; gruñían alrededor del cadáver de un pequeño de unos siete años que se encontraba postrado sobre el pórtico de una casa, desmembrado de sus extremidades. Los perros furiosos se peleaban entre ellos, por las partes que podían arrancar del cuerpo inerte desgarrado mordida a mordida por el perro “alfa”, al parecer el líder de la manada, sin pensarlo mucho rápidamente regresé y volví a tomar otro camino.


No podía digerir lo que estaba sucediendo, esos perros no eran normales sus ojos se confundían con el rojo de la sangre que se encontraba embadurnada en sus hocicos, sus colmillos más pronunciados de lo normal y su comportamiento errático y feroz dejaba mucho  que decir respecto a la violencia con la que había sido atacado el niño. Caminé durante un par de minutos cuando vi a un hombre que corría a toda velocidad segundos después tres perros ladrando y alcanzándolo a toda velocidad, uno de ellos dio un salto de unos siete metros obteniendo su cuello a merced de sus mandíbulas hambrientas. Enajenado por la destreza inverosímil de los perros corrí lo más rápido que pude a buscar refugio. En la desesperación que me encontraba, llegue hasta un callejón sin salida, lo cual me preocupó ya que me sentía acorralado, podía escuchar el olfateo de los perros a mis cercanías.
Después de un rato deambulando logré encontrar el sendero correcto hacia mi hogar, cansado y algo paranoico solo deseaba llegar a descansar, y encontrar una respuesta racional a la situación; el farol que está en mi pórtico lograba iluminar cada vez más la calzada que pisaba, a unos cuantos metros estaba ya cuando un perro apareció entré la sombra de la lejanía, de sus largos colmillos escurría sangre, me miraba fijamente a los ojos como si supiera lo que estaba pensando, me detuve por unos segundos sin moverme ni un centímetro, me quedé petrificado sin nada que hacer, entonces el perro se alejó y desapareció entre la oscuridad de la noche. Un segundo después sentí en mi cuello un pequeño dolor, acto seguido mis brazos fueron sujetos y fui derribado por una jauría de perros.

Al día siguiente en las noticias,  según las cámaras de vigilancia, se reporto que la planta de tratamiento de desechos tóxicos irrumpió un perro, éste se expuso a radiación y a su vez había mutado y contagiado la mayoría de perros en la ciudad, contagiándolos mordida a mordida como se propaga un virus devastador. La imagen de un cadáver desmembrado tratando de sujetarse de las gradas de un pórtico, fue la primera plana del periódico sensacionalista de la ciudad, imagen que con mucha satisfacción decidió el jefe seria el éxtasis matinal.

martes, octubre 28, 2014

Ofuscado


Ofuscado

En el principio
Una pequeña noción
De felicidad por la soledad,
Caminar entre miles de personas
Y estar solo, ensimismado
En pensamientos de la sociedad.

Con asco y odio hacia el entorno,
Fastidio de actitudes, antipatía a dogmas;
Sociedad pútrida,
Creencias fantaseadas,
Gozosos petulantes,
Débiles vehementes por  algo en que creer.

Soledad que se vuelve virtud,
Podría correr y escapar;
Mejor me quedo entre mi soledad y divagar,
Tratar de encontrar el arma más letal.

Entre más se sabe, la soberbia está más lejana;
Como comparar un grano de arena ante el vasto universo,
Somos una partícula de polvo,
Flotando entre la anémona,
Deberíamos desear ser soles.

Miseria, escoria,
Alentadores de pereza, 
Detractores del alma,
¡Por favor creed, no se necesita
Un cuento de hadas
Al que profesar!

martes, agosto 12, 2014

Limosna

 "Limosna"


Me encontraba en camino a San Ignacio, el pueblo más próximo para mi descanso, ya anhelo una cama tibia y un lugar confortable para descansar,  de pronto una peregrina me alcanzó en mi caminata. Muy educadamente me saludo con jovialidad y enseguida pregunto hacia adonde me dirigía. A lo que respondí:
-Me han dicho que San Ignacio en un buen pueblo, relajado y frío; espero pasar ahí la noche y tal vez quedarme unos días.
-Si quieres podríamos caminar juntos, es un largo camino y me gustaría tener a alguien con quien conversar.
-Por mí no hay problema, a veces es bueno algo de compañía.
- Excelente entonces, bienvenido. Créeme que no te querrás ir de acá. Te aconsejo el hostal que está contiguo a la taberna, es cálido y generalmente muy tranquilo. Mi tío es el dueño del lugar.
-[¡Que conveniente!] Lo tomaré en cuenta.
-No creas que porque mi tío es el dueño le estoy haciendo marketing. Simplemente es un lugar acogedor, donde puedes descansar tranquilamente sin mucha molestia; concluyó  con una sonrisa y su rostro despreocupado lleno de confianza.

Luego de un buen rato de estar charlando y caminando nos topamos con un mendigo, quien argumentaba ser un viajero que se había quedado sin dinero para regresar a su casa, además mencionó provenir de una villa muy pobre, que le habían asaltado y despojado de todas sus pertenencias y con la mayor pena del mundo recurría a pedir a extraños.
Al acabar su jerga inmediatamente la joven desesperadamente busco monedas en su bolso para ayudar al necesitado; este con sus ojos llenos de codicia sonrió de alegría al ver la reacción de mi casual acompañante, pude notar que el sujeto escondía la verdad entre sus palabras cargadas de conmiseración. Por otra parte luego de recibir su limosna, volvió su mirada hacia mí. Con un escepticismo y una mirada desdeñosa penetré su alma e inmediatamente se despidió; dando gracias de sobremanera a la joven y dejándolo atrás se desvaneció entre la niebla del largo camino.

 Caminamos durante un par de horas combinando charla y momentos de silencio disfrutando del horizonte. Entre cháchara y algarabía quedamos claros en que nuestros puntos de vista en cuanto a religión era bastante distantes y marcados, está joven poseía un nivel de comprensión y criterio bastante amplio y liberal en cuanto a las otras formas de ver las cosas, aceptaba mis conceptos que diferían bastante de los suyos; solamente escuchaba, pensaba y comentaba sin pugna alguna.    


-Disculpa, no se aun tu nombre
-Es Severus.
-¡Puedo hacerte una pregunta?
-No hay problema.
-Cuando nos encontramos con el joven, noté que te incomodó la situación ¿Qué fue lo que te desagradó? Bueno si en caso no te molesta la pregunta.
-Para nada. Pero antes de contestar ¿Conocías a ese joven?
-No, nunca lo había visto en mi vida, es primera vez que lo veo por aquí.
-Y entonces ¿Por qué le ayudaste? Eres benevolente, confiada.
-Me gusta ayudar a los necesitados.

-A veces… Ese joven al que ayudaste, no es la primera vez en que me encuentro con este tipo, hace como tres meses en un pueblo de la región del sur mientras me encontraba en un bar concurrido, este sujeto llegó con el mismo cuento que escuchaste, con una pequeña modificación en el discurso pero la misma esencia en busca de compasión. Incluso el tono de voz es un recurso más para conseguir esa piedad que por herencia a algunos se ha mal impuesto, compasión que degenera la sociedad para crear parásitos que se aprovechan de la ignorancia de algunos y de vosotros el “buen corazón que ayuda”. Esa Ayuda o caridad que se da…

Es a veces lo que hace a ésta gente lo que es, un ser conformista, dependiente y de una moral tan baja que no se pueden sentir autosuficiencia como para poder costearse su propia vida o simplemente no buscar la manera para encontrar esa luz interna que nos diferencia de los animales. O ser un zángano prisionero de la pereza y la comodidad. 

-Aunque tienes razón es una manera cruel de ver las cosas. Aunque hay gente que si necesita, una ayudadita.
-No es crueldad si al final le harás un bien, es mejor que te odien al principio y luego te amen. La compasión no es para los débiles, es de los débiles. La humanidad necesita mas que eso para poder salir adelante.





jueves, agosto 07, 2014

El Escultor

Imagen por: Javier Marín
El Escultor

Me levanto temprano a saludar con los brazos extendidos al astro rey; que buen día para continuar con mi labor exclamé, llevo ya varias semanas en mi nuevo proyecto y espero terminarlo hoy o mañana. Me encontraba en la parte trasera de mi tienda de esculturas, cuando escuché llegar un cliente, generalmente no conozco a mis clientes ya que son forasteros que van de paso camino a la ciudad de San Rafael Cedros, que se encuentra a pocos kilómetros. Entonces me aproximé a la estancia para recibir a mi visita. – ¡Hola! Buen día, Lanzó el saludo una pequeña niña de unos 6 años, irrumpiendo mi curiosidad por conocer mi nuevo invitado. –Niña, ya te dije que no grites, expresó al saludo de la pequeña el padre furioso. –No, tenga pena, es chiquilla aún, además no me molesta. ¿En qué le puedo ayudar? Respondí.
-Ando buscando una escultura de bronce, pero veo que solo trabaja madera…
-Papá, aquí hay más esculturas, ¡y estas brillan! Llamó desde una habitación contigua a la estancia.
-¿Qué estás haciendo? En un tono de disgusto, arremetió a la infante.
-Por acá tengo mis trabajos en metales, no se preocupe, a veces esa curiosidad que poseen los niños es la que nos hace falta en la vida. ¿Busca alguna escultura en particular?
-Echaré un vistazo y le informo si encuentro algo que me guste, veo que hace un trabajo muy interesante y me gustaría apreciarlo con más calma.

-Desde luego, tómese su tiempo, si se le ofrece algo estaré en la trastienda.

Me dispuse a continuar labrando los últimos detalles de mi creación. De repente la niña atravesó la habitación a saludarme.

§§§§§


-¡Hola! ¿Por qué tiene el cabello tan largo y blanco?
- Es blanco por que ya estoy muy viejo y prefiero mantenerlo así. ¿Cómo te llamas?
-Mi nombre es Lucy. ¿Por qué haces estos animales y personas?
- [Lindo nombre Lucy] Porque es mi mejor pasatiempo, disfruto mucho haciéndolo.
-Y ¿Cómo puedes hacer tantos?
-Con mucha paciencia y esmero; cuando deseas que las cosas te salgan bien necesitas hacerlo.
- ¿Qué es lo que estas esculpiendo?
-¿Cuántos años tienes Lucy?
-Tengo siete, dice mi papá que me comprará una muñeca cuando cumpla ocho. Pero ¿Qué es? No logro distinguir la imagen que trabajas.
- Una mañana me levante y decidí esculpir una imagen de Dios.
- ¿De Dios?, Pero ¿Por qué? No se parece al Dios que cuelga de la cruz.

-Algunos necesitan creer en algo para sentirse protegidos, seguros, confiados en un destino. El dios que cuelga de tu pared no es el Dios de todo el mundo, hay gente que no lo conoce. Y hay quienes si saben de él pero prefieren no seguirlo.

-Y ¿éste es tu Dios?
- No, pero creo que es una buena manera de representar a la némesis del ideal popular.
-¿Qué es némesis?
- Bueno, para que me entiendas, es la representación del enemigo ante aquel que caminó por el desierto.
-Mi padre dice que dios está en todas partes.
-También dicen que dios está dentro de ti. Y por lo que podría decirte dios solo está ahí, en tu mente.

-¿Entonces Dios no está en todas partes?

- … Hice una breve pausa antes de contestarle a la jovencita, cuando su padre cortó mi respuesta
-Lucy, ¿qué estás haciendo? ¿Porque estás diciendo esas estupideces?; ven acá inmediatamente. Disculpe señor Los niños dicen muchos disparates sin pensar.
-Los adultos somos los que más disparates decimos sin pensar.
-Mira, papi el está tallando a Dios.
- Que clase de imagen es esa. Que acaso está loco como se le ocurre decirle a una niña que semejante barbaridad es dios. O es un adorador del diablo, me largo de esta tienda.

Poco tiempo después un anciano llegó a mi tienda y me preguntó sobre un tal Sr. Beltrán, además mencionó que el visitó mi tienda hace unos meses acompañado de una pequeña niña; me dijo que es un predicador del evanhellio, y muy indignado puso una demanda tildándome de hereje y blasfemo. Además de culparme de brujería y rendirle culto a Satanás.

Doce años después Lucy regresó por aquella escultura que le impresionó.
  
 

 Por: Morbidanhell


martes, julio 15, 2014

Espectro



Espectro

Contemplando el horizonte
 A través de mí ventana,
Un rostro lúgubre en el cristal,
Desvaneciéndose con los rayos de luz
Desaparece y vuelve de nuevo.

Quizás está esperando a alguien,
 Está ahí para que podamos verlo
Podría estar necesitando hablar con alguien
O podría hacerlo directamente conmigo.

Es tan obscuro que perturba,
Abatiendo locura en mi interior,
Angustia y desesperación,
Pesadillas de infinito dolor.

Obsesiva  soledad,
Secretas cicatrices
Ocultas con recelo
Detrás de pálidos matices.

Ven y acompáñame
En mi agonía, mi decepción,
Que a este mundo ya no queda

Más que decir ¡Adiós! 

Por: Morbidanhell

lunes, junio 23, 2014

Histeria


“Histeria”

Emergiendo  gritos desde las profundidades de la tierra,
Así es como la voluntad prevalecerá,
La furia contra la humanidad,
Para aniquilar lo peor del planeta.

Esa vasta legión de muertos vivientes
Derramando sangre como lluvia
Hambrientos de ilusiones
Y verdades imaginadas.

La belleza de la muerte representa
El fin de todas sus burdas ideas,
Ilusiones consumidas por hipocondría
De un alma pecaminosa.

¡Qué agonicen en porquería y menosprecio!
Para esos que debilitan el espíritu
La compasión es un vicio que no debe ser ofrendado
Alimento de almas débiles
Refugio de infructíferos.


Por:  Morbidanhell

viernes, junio 13, 2014

Portal Ilusorio


Portal Ilusorio


No sé, ¿qué es lo que me sucede? Ayer se me hizo tarde viendo algunos documentales bastante curiosos respecto a los antiguos cuentos infantiles como Blanca nieves, La Sirenita, Cenicienta, Pinocho entre otros. Luego fui a la computadora a revisar mis cuentas de las redes sociales. Sin percatarme del tiempo llegué hasta la 3:07 a.m.; en mi cuenta de Youtube, encontré un audio/vídeo que enumeraba “las Psicofonías más terribles de la historia”, no puedo negar que me perturbó tratar de descifrar  e imaginar que producía esos sonidos, cuando escuché el 1° lugar de la lista. Al terminar, comencé a sentir un frió algo peculiar, bueno estos dos últimos días ha estado el clima bastante extraño, estamos en pleno verano y se siente como si estuviéramos a punto del solsticio de invierno.  Me encontraba en mi habitación, generalmente en esta época mantengo las ventanas de la casa abiertas, ya que no soporto el calor, pero la ráfaga de viento que se precipitó me puso los pelos de punta, así que fui a la estancia a cerrarlas, tenía las luces apagadas, pensé encenderlas, condicionalmente la luz de la computadora me había segado, veía sombras extrañas en  medio de la sala, a veces suele pasar. Mientras camino entre la oscuridad para ir al refrigerador a traer una botana nocturna, el cansancio de mis ojos no se acostumbra a la opacidad, aunque ésta vez en particular veo figuras amorfas con movimientos asimiles a un humano, el frio me congelaba hasta los huesos, pequeñas ráfagas de viento azotaban contra mí, acompañado de estas tinieblas; inmediatamente encendí la luz.
Mi escepticismo y razón no podían discernir  lo que estaba sucediendo, debo de confesar que por primera vez sentí esa sensación de <<temor>> ¿qué es lo que pasa? no le tomé importancia y fui a cerrar las ventanas, regresé a mi dormitorio, y continué en el afán, la puerta de mi habitación estaba abierta y de reojo podía ver la sala sombría; de cuando en vez me percataba que una entidad deambulaba, un escalofrío recorrió mi espalda así que decidí cerrar la puerta de mi cuarto, aunque no completamente solo lo necesario para que mi vista no se distrajera con la sala, además el cansancio me estaba afectando demasiado, últimamente no he podido conciliar el sueño sin desvariar un rato antes de dormir o rondar por la cama de un lado a otro.
Inquieto decidí ir a dormir, me dispuse a arroparme sin apagar la luz, el frío era más intenso, sentía una presencia contigua a la puerta, dudé en apagar la luz, una desesperación y ansiedad inexplicable me agobiaba ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué?! Nunca he sentido miedo y ahora parezco un bebé que no quiere dormir con la luz apagada. ¿Le pido a Dios? ¡Ha! Sería una hipocresía hacerlo, entonces ¡¿Qué demonios estoy pensando?! ¿A que le temo? ¡No le temo a nada, ahí afuera no hay nada!, ¡Nada¡ solo es viento frío, y agotamiento visual, mejor me duermo lo único que necesito es descansar. Mientras escuchaba el crujir de las paredes y unas desgarradoras uñas en mi puerta repicaban, un consecutivo vaivén de escalofríos que me impedían relajar mis nervios.
Estaba tan tenso que no quería ni mirar, apagué la luz, y en posición fetal, inerte vendado de pies a cabeza como una oruga, dispuse me a ignorar lo acontecido, aunque me perturbaban los ladridos del perro vecino que eran tan agudos que lograban fracturar mi cráneo, mermaba mi psiquis inestable, mi mente recurría a las explicaciones más probables y lógicas de lo que estaba presenciando y solo así lograba sosegar por un momento mis nervios, unos lamentos demenciales de dolor se escuchaban a lo lejos, escéptico y desesperado no podía conciliar el sueño pero mis parpados y mi mente por fin lograron la paz.
 -¡Noooooo! ¡Noooo! Agitado y sofocado desperté, dando gracias a que solo era un sueño logre tranquilizarme, luego me senté en la cama por un momento, vi la hora y marcaba el reloj las 03:15 a.m. (Solo faltan 3 horas para que suene el despertador) Bueno tengo que descansar no ha sido mi mejor noche, me recosté y comenzaba a quedarme dormido cuando algo sujetó mi pierna derecha, giré ligeramente la cabeza para ver que era y no había nada, -No puede ser ¿seguiré con esto? Tengo trabajo mañana mejor ignoro la situación entre mas pienso en ello más fuerte se hace, así que a dormir.
No puedo cerrar mis ojos, hay algo aquí; al pie de mi cama es una sombra que forma la silueta de una cabellera, se eleva un rostro infrahumano desgastado por el tiempo, como momificado; me está viendo, un ser con túnica blanca y cabello largo se aproxima con sus brazos lánguidos y sus garras afiladas y pútridas, lanza un grito descomunal expeliendo demonios en torno  mío, uno a uno se abalanzaron sobre mí, deteriorando mi carne como si la quemasen, un legión de demonios desgarrando me la piel, comienzo a luchar en contra de ellos estrujándolos hasta desmaterializar los como polvo en mis manos, pero son demasiados de repente todo se calma como si estuviera dentro de una cueva en lo más profundo de la tierra sin poder ver nada, incluso no puedo ver mi  mano frente a mí, solo puedo sentir un terrible temor y frío. Un pequeño halo de luz intermitente  como una carga eléctrica comienza a tomar fuerza y iluminar por segundos mi entorno aun están aquí los demonios, se acercan conforme a la luz y vuelven a atacarme el halo abre un portal en medio de la habitación, éste comienza a atraer a todos esos espectros, relámpagos de fuego quemaban mi morada y comenzó a absorberme también, me sujeté fuertemente de la ventana junto a mi cama pero era tanta la fuerza que no pude sujetarme más…
Suena el despertador, 6:10 a.m.  Un nuevo día, de nuevo a la rutina diaria, mi cuerpo me duele, sigo con mis nervios atrofiados, que increíble sed la que tengo…
En el baño frente al espejo mientras me afeito se aparece el espectro de la noche anterior y me dice: -“No subestimes al delirium tremen”  rompe el cristal y me atraviesa por completo.    

Por: Morbidanhell


jueves, junio 05, 2014

Difícil de Entender


"Difícil de entender"

No estoy en contra de raza, tu color no importa , tampoco la forma de tu cabello o el espesor de tu barba, la forma de tus ojos o el color en sí, es más no importa en qué sitio de la tierra vivas; pero si hay algo que me preocupa, algo que no se puede juzgar a simple vista, algo que no se percibe por simple inspección, eso, si eso que está dentro de tu cráneo, el cerebro, pero podría tener dos cerebros en mis manos, y aún así no lograría apreciar lo que me interesa.
Y ¿Que es lo que me interesa? Bueno para algunos se le denomina C.I. (Coeficiente Intelectual), no es que crea ser un erudito, ni se trata de menospreciar las habilidades del menos sagaz pero  es un factor común que hace la diferencia entre el que disfruta “Pan y Circo” y el que lo critica, y no me refiero a política. Ahora bien me enfocaré en un punto más tangible, más verosímil algo que afecta a cada ser de la tierra.
La Polución, demonio muy sigiloso que está matando lentamente a nuestro hogar, se que resulta atractiva la comodidad del Post-modernismo, la falacia de ser libre y ya no más un esclavo o parte del vulgo de un reinado, pero si realmente te pones a pensar en la libertad, la libertad es una ilusión vendida por el mismo post-modernismo, ya que para tener la libertad difunden en tu mente la idea del consumismo. Tenés que comprar tu libertad llenándote de implementos que al final no son necesarios y además contaminan nuestro medio ambiente. La naturaleza y su flora, organismos vivos que son la base de nuestro mundo, día a día nos proporcionan el oxigeno que necesitamos, alimentan a otras especies y a nosotros mismos, como es posible que hagamos a un lado semejante atributo hacia la naturaleza o simplemente le demos más importancia al lanzamiento de la última versión de ese Teléfono móvil y no darte cuenta que una especie en peligro de extinción paso a la historia.
Aunque para mi es difícil entender, ¿cómo puede ser posible?, pero la vanidad y codicia por lo efímero ha logrado atrofiar algunas mentes, ¡eso es anti-humano! la humanidad no solo es el género Homo Sapiens Sapiens, si todos formamos parte de un mismo ecosistema que se equilibra, evoluciona y trasciende, en favor colectivo. Es una Barrabasada pensar o más bien dicho ser un ente “Zombi” que solo busca satisfacer su hambre. Tanto que puede incitar mi oculta y justificada misantropía, a veces merece más  la vida de un animal o un árbol que la misma vida de un espécimen seudo-pensante, o simplemente el desdén que existe en formar una conciencia ecológica ha creado ésta degeneración de inhibidos.



viernes, mayo 30, 2014

Circulo Infinito


“Circulo Infinito”

¡Maldito seas! breve  deleite,
Vanidoso, torpe y necio  desenfreno,
Que pones tranquilidad a mi incidía.

Sin razón de ser,
Más que el fatuo deseo de la adultez prematura,
O el pensamiento absurdo de ser intelectual,
Solo por el hecho de absorber
Una bocanada de tu esencia degradante.

Compañero en mi soledad,
Colega de mis desvaríos,
Analgésico de mis tensiones,
¡Fálico relajante!

Este círculo infinito
Que espero termine,
Luego de fumarte
Por última vez
Potenciador de males.



martes, mayo 27, 2014

Tenebrosa e inevitable


Tenebrosa e Inevitable

He me aquí,
Pasan las horas, los días,
Años aguardando por ti,
El tiempo es una ilusión,
Sin embargo me es irrelevante.

Unos me temen,
Otros me esperan con plenitud,
Nadie sabe el día,
Ni el momento, que
Como raptor llegaré.

Algunos me aclaman
Para escapar de sí,
A poner alivio a su pesadumbre,
Por debilidad o determinación
Vienen hacia mí.

Soy la antítesis de la vida,
La complacencia del verdugo,
El sinsabor de mi acompañante prematuro,
La gloria que el Artista
Alcanzara al porvenir.

Por: Morbidanhell 

martes, mayo 20, 2014

La Ira


“La Ira”

Es mejor tomar todo con calma, siendo optimista ante las adversidades, pero aun así he sido poseído por la ira, la rabia, un coraje que difícilmente he logrado controlar y sosegar; me sumerjo en un estado de destrucción y odio tanto que aquellos que lo han provocado no han podido escaparse de las consecuencias,  ¿algunas veces la cruz de la culpa ha hecho lamentar mis acciones? Sí, pero la razón siempre me ha alentado a bajar el saco de ladrillos de la culpa.
El Señor impotente, tendrá la peor de las manifestaciones ya que no podrá hacer nada; pero aquel que sus instintos domine lo perderá en su primitiva esencia y podrá hasta provocar la muerte por su euforia; el conforme e infructuoso, su ira simplemente aceptará con desdén de venganza; el fuerte pero incapaz chocará sus dientes el uno contra el otro; el perspicaz  planeará el contragolpe; y en el peor de los casos, alguno puede terminar riendo preso de demencia por la ira.
La incapacidad o imposibilidad de conseguir lo que quieres, El no dar tu brazo a torcer y estar amarrado como un cocodrilo a merced de su apresador, un pequeño detonante como un gesto hecho en el momento menos indicado, así de simple; está dentro de ti, y aguarda muy pacientemente salir, todo depende de cómo lo manejes, la  desesperación nunca será la mejor salida, ya que no lograras controlarla. Al borde de la locura puedes llegar; para mí, es el ímpetu que motiva a preparar el terreno en contra del autor de mi furor.
Aunque el triunfante será siempre el que pase  de largo sonriendo y mofándose ensimismado  de la ira adversa, quien fulminara con desprecio a su rival.

Ira que no quieres ser llamada,
De tu nombre los dioses se han aprovechado,
El justo te ve con recelo,
En la sin razón está tu estirpe,
En el instinto tú albergue,
No quiero dejarte salir,
Aunque no te puedes contener,
Serás motor de venganza,
Y placidez de justicia personal.

                                                                                                                      Por: Morbidanhell




jueves, mayo 15, 2014

Risa Esquizoide


Risa Esquizoide

Era un viernes por la tarde, cambie la imagen de pantalla de computadora, coloqué un ratón sujetando con su pata frontal derecha a un humano, la otra sobre el teclado y sentado frente a un monitor, si era bastante cómica la imagen, cuando la vi por primera vez, logró sacarme una sonrisa e igual a cada quien que entraba a mi oficina y se percataba de la imagen lograba captar el humor, aunque me llamó la atención cuando vino Abraham me saludo normalmente y vio la imagen, continuo hablando de temas irrelevantes, de repente soltó una carcajada, no podía parar de reírse, miraba la imagen y repetía.
– “Jajajaja, un ratón jejejejeje un ratón, ee-está jajaja con un hombre en su mano jejejeje, está gracioso jajajajajaja, ahaja hajajaja un ratón con un “mouse” de humano jajaja…


Señalaba la pantalla, se sujetaba el estomago, se tocaba la cara y no paraba de reír, hasta lagrimas expelía, sin mencionar toda la saliva que brotaba de su estúpida boca; llegó al momento que empezaba a incomodarme, el escándalo se acrecentó a llamar la atención de los demás que se encontraban a una distancia considerable, eso me irritó aun más. Por un momento me desconecté de la escena y solo escuchaba sus carcajadas a lo lejos, sus estúpidos comentarios resultaban como perros ladrando a lo lejos como en una villa distante. Solo podía pensar en cómo puede haber gente así, no percatarse de la broma al instante y después disimular que la disfrutaba al extremo. Aun no me acostumbro a lidiar con este tipo de situaciones, creo que ser condescendiente  no es una de mis virtudes.

Por: Morbidanhell

Imagen por: hugohorita.blogspot.com "Risa Interior"

viernes, mayo 02, 2014

El Temor a la Muerte


“El Temor a la Muerte”

Me encontraba rumbo a la plaza, cuando me encontré con un antiguo amigo, me comentó que falleció su abuela y me instigó acompañarlo en su pesar, hizo mención del lugar en donde se efectuaría el funeral, sin pensarlo demasiado le dije que me encontraría con él en el lugar que menciono. Seguí mi camino y me llamo la atención el tema de la muerte, muerte que generalmente se le teme, pero, ¿por qué temer? Que acaso alguien sabe lo que depara o que esperar luego de la muerte, hay personas que creen que la vida es parte de la muerte, pero que pasaría si trascendieras a una existencia superior,  o simplemente dejas de existir y no hay nada más.
Llegué a la plaza y seguía ensimismado en la muerte, ya que previo a mi despertad he considerado el tema, pero con una perspectiva sin dirección o basada en dogmas, supersticiones de los religiosos que se me han compartido, debido a tantas ideas que hay, así que…
Llegue a las capillas memoriales del Cementerio la Bermeja, se encontraba Héctor frente a los restos de su difunta abuela, se notaba el aura de tristeza que agobiaba el alma de mi amigo, generalmente no asisto a este tipo de reuniones así que pensé en el protocolo a seguir, mientras me aproximé a él, le pregunte como estaba [Aunque es una pregunta un tanto estúpida, ya que desde luego no se siente bien]
Luego de ver el cadáver de la abuela fui a sentarme, en el recinto no había mucha gente pero llegaban pausadamente, algunos felices otros demasiado tristes, podía saber a quién le afectaba y a quien no, también noté que todos después de saludar a Héctor le decían consolándolo que lo sentían,  aunque no todos lo demostraban. Nadie podía sentir lo que Héctor estaba sintiendo, por eso yo no le dije “lo siento mucho” sería una hipocresía hacerlo, no es que no me importara la abuela, recuerdo que la saludaba cuando visitaba a Héctor, pero eso era todo. En estos casos prefiero guardar silencio en respeto al funeral, aunque sea parte de un protocolo hacerlo.
Pasó cierto tiempo y el salón se llenó, luego un predicador comenzó a llamar los presentes y evocó a un discurso para la ocasión, mientras tanto una Señora me proporcionó una biblia que acepte sin mayor prejuicio, comenzó a hablar sobre la muerte e hizo la siguiente cita, Romanos 6:23 procedí a buscarla sin ningún problema logré encontrarla fácilmente, esperó unos segundos más y procedió con la lectura – “Porque el salario que el pecado paga es muerte…” Al escuchar esto reflexioné sobre la creencia cristiana de que los pecadores van al infierno, pero si el salario que hay que pagar por los pecados es la muerte, al morir estarías cancelando tu deuda, entonces ¿porqué ir a purgar tus pecados en un infierno? Si ya los has pagado con tu muerte.

Luego el predicador hizo una nueva observación sobre “los justos” –Los justos despertaran tanto como los pecadores para ser juzgados, ahora nuestra hermana está esperando ese día, como lo dice en 2° Pedro 3:07 “… el día del juicio y la destrucción de los hombres impíos.” Basándome en esa cita, confirmé la contradicción de que exista un infierno, ya que si lo hubiera ¿cómo purgare en él, si habrá en juicio en el que será destruida mi alma? entonces ya no existirá mas y ¿para que un infierno?
Entonces el infierno al final es una invención de la religión para ganar más adeptos, así como también la compasión y la redención hacia los pecadores, no cabe duda que los humanos necesitan saber en que habrá una consecuencia negativa para seguir una línea o doctrina, si no existiera la consecuencia del infierno simplemente sería un mundo libre, pero como nadie sabe lo que pasa luego de la muerte, solo suposiciones que no se podrán descubrir, está en cada persona decidir que pensar, ¿Vivir con temores o con libertad?
…Así que, tomaré a la muerte como el alcance del ser a la posteridad, el hecho de morir no será más nada que la prueba de nuestro legado en este mundo físico y el recuerdo y el olvido, la magnitud del impacto de nuestra trascendencia, así que ¿Por qué temer a la muerte? Si ya muertos no habrá más nada, aunque algunos rindan tributo o le den una imagen física a la muerte así como se la dan a Dios…
Por: Morbidanhell

“Los hombres creen que la epilepsia es divina,
Meramente porque no la pueden entender.
Pero si llamasen divino a todo lo que no pueden entender,
Habría una infinidad de cosas divinas”

Hipócrates.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...