Inicio

viernes, junio 13, 2014

Portal Ilusorio


Portal Ilusorio


No sé, ¿qué es lo que me sucede? Ayer se me hizo tarde viendo algunos documentales bastante curiosos respecto a los antiguos cuentos infantiles como Blanca nieves, La Sirenita, Cenicienta, Pinocho entre otros. Luego fui a la computadora a revisar mis cuentas de las redes sociales. Sin percatarme del tiempo llegué hasta la 3:07 a.m.; en mi cuenta de Youtube, encontré un audio/vídeo que enumeraba “las Psicofonías más terribles de la historia”, no puedo negar que me perturbó tratar de descifrar  e imaginar que producía esos sonidos, cuando escuché el 1° lugar de la lista. Al terminar, comencé a sentir un frió algo peculiar, bueno estos dos últimos días ha estado el clima bastante extraño, estamos en pleno verano y se siente como si estuviéramos a punto del solsticio de invierno.  Me encontraba en mi habitación, generalmente en esta época mantengo las ventanas de la casa abiertas, ya que no soporto el calor, pero la ráfaga de viento que se precipitó me puso los pelos de punta, así que fui a la estancia a cerrarlas, tenía las luces apagadas, pensé encenderlas, condicionalmente la luz de la computadora me había segado, veía sombras extrañas en  medio de la sala, a veces suele pasar. Mientras camino entre la oscuridad para ir al refrigerador a traer una botana nocturna, el cansancio de mis ojos no se acostumbra a la opacidad, aunque ésta vez en particular veo figuras amorfas con movimientos asimiles a un humano, el frio me congelaba hasta los huesos, pequeñas ráfagas de viento azotaban contra mí, acompañado de estas tinieblas; inmediatamente encendí la luz.
Mi escepticismo y razón no podían discernir  lo que estaba sucediendo, debo de confesar que por primera vez sentí esa sensación de <<temor>> ¿qué es lo que pasa? no le tomé importancia y fui a cerrar las ventanas, regresé a mi dormitorio, y continué en el afán, la puerta de mi habitación estaba abierta y de reojo podía ver la sala sombría; de cuando en vez me percataba que una entidad deambulaba, un escalofrío recorrió mi espalda así que decidí cerrar la puerta de mi cuarto, aunque no completamente solo lo necesario para que mi vista no se distrajera con la sala, además el cansancio me estaba afectando demasiado, últimamente no he podido conciliar el sueño sin desvariar un rato antes de dormir o rondar por la cama de un lado a otro.
Inquieto decidí ir a dormir, me dispuse a arroparme sin apagar la luz, el frío era más intenso, sentía una presencia contigua a la puerta, dudé en apagar la luz, una desesperación y ansiedad inexplicable me agobiaba ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué?! Nunca he sentido miedo y ahora parezco un bebé que no quiere dormir con la luz apagada. ¿Le pido a Dios? ¡Ha! Sería una hipocresía hacerlo, entonces ¡¿Qué demonios estoy pensando?! ¿A que le temo? ¡No le temo a nada, ahí afuera no hay nada!, ¡Nada¡ solo es viento frío, y agotamiento visual, mejor me duermo lo único que necesito es descansar. Mientras escuchaba el crujir de las paredes y unas desgarradoras uñas en mi puerta repicaban, un consecutivo vaivén de escalofríos que me impedían relajar mis nervios.
Estaba tan tenso que no quería ni mirar, apagué la luz, y en posición fetal, inerte vendado de pies a cabeza como una oruga, dispuse me a ignorar lo acontecido, aunque me perturbaban los ladridos del perro vecino que eran tan agudos que lograban fracturar mi cráneo, mermaba mi psiquis inestable, mi mente recurría a las explicaciones más probables y lógicas de lo que estaba presenciando y solo así lograba sosegar por un momento mis nervios, unos lamentos demenciales de dolor se escuchaban a lo lejos, escéptico y desesperado no podía conciliar el sueño pero mis parpados y mi mente por fin lograron la paz.
 -¡Noooooo! ¡Noooo! Agitado y sofocado desperté, dando gracias a que solo era un sueño logre tranquilizarme, luego me senté en la cama por un momento, vi la hora y marcaba el reloj las 03:15 a.m. (Solo faltan 3 horas para que suene el despertador) Bueno tengo que descansar no ha sido mi mejor noche, me recosté y comenzaba a quedarme dormido cuando algo sujetó mi pierna derecha, giré ligeramente la cabeza para ver que era y no había nada, -No puede ser ¿seguiré con esto? Tengo trabajo mañana mejor ignoro la situación entre mas pienso en ello más fuerte se hace, así que a dormir.
No puedo cerrar mis ojos, hay algo aquí; al pie de mi cama es una sombra que forma la silueta de una cabellera, se eleva un rostro infrahumano desgastado por el tiempo, como momificado; me está viendo, un ser con túnica blanca y cabello largo se aproxima con sus brazos lánguidos y sus garras afiladas y pútridas, lanza un grito descomunal expeliendo demonios en torno  mío, uno a uno se abalanzaron sobre mí, deteriorando mi carne como si la quemasen, un legión de demonios desgarrando me la piel, comienzo a luchar en contra de ellos estrujándolos hasta desmaterializar los como polvo en mis manos, pero son demasiados de repente todo se calma como si estuviera dentro de una cueva en lo más profundo de la tierra sin poder ver nada, incluso no puedo ver mi  mano frente a mí, solo puedo sentir un terrible temor y frío. Un pequeño halo de luz intermitente  como una carga eléctrica comienza a tomar fuerza y iluminar por segundos mi entorno aun están aquí los demonios, se acercan conforme a la luz y vuelven a atacarme el halo abre un portal en medio de la habitación, éste comienza a atraer a todos esos espectros, relámpagos de fuego quemaban mi morada y comenzó a absorberme también, me sujeté fuertemente de la ventana junto a mi cama pero era tanta la fuerza que no pude sujetarme más…
Suena el despertador, 6:10 a.m.  Un nuevo día, de nuevo a la rutina diaria, mi cuerpo me duele, sigo con mis nervios atrofiados, que increíble sed la que tengo…
En el baño frente al espejo mientras me afeito se aparece el espectro de la noche anterior y me dice: -“No subestimes al delirium tremen”  rompe el cristal y me atraviesa por completo.    

Por: Morbidanhell


3 comentarios:

Chogüi dijo...

A medida avanzas en el relato llegas a un punto en que no sabes si estas soñando o estas despierto, y justo cuando definitivamente crees que estas despertando de esa mala noche y estas en la realidad, bum, la pesadilla se te materializa y te atrapa.
Escalofriante amigo morbid. Termine sudando.

Saludos.

Chogüi dijo...

A medida avanzas en la lectura del relato tienes la sensación que el portal te va absorbiendo, y llega un instante en que no sabes si estas soñando o estas despierto en la realidad, y al final justo cuando crees que has despertado de la pesadilla esta se materializa y bum te atrapa.
Escalofriante amigo morbid.

Saludos

Morbid anhell dijo...

Que bien encontrarte por acá Chogüi, y ser parte de esta pesadilla que no fue muy grata, saludos, que bien que la hayas disfrutado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...