Inicio

miércoles, agosto 30, 2017

El Verdadero Amor Platónico


El Verdadero Amor Platónico

He escuchado esta frase que hasta trillada y sin sentido es pronunciada por aquellos que desconocen en verdad a lo que se refiere, incluso he escuchado canciones con referencias a éste, pero de igual manera el concepto primordial es confundido ya que este es relacionado con un aMor imposible e incluso peor aun lo confunden con un amor no correspondido. La mala interpretación se debe a una falacia en cuanto a la interpretación del pensamiento de Platón ya que es principalmente político y se asociA con la utopía, que en este caso se refiere a como hubiese  preferido el filósofo, o como el modelo a seguir; es mal interpretada la idea de platón respecto al amor, lo toman como un imposible como vulgarmente se asocia. La “genialidad” de esta asociación “Amor Imposible” = “Amor Platónico”. Sin duda un análisis profundo.

Pero ¿a que es lo que realmente se refería Platón, tomando en cuenta su punto de vista filosófico? para comprender lo deberás de leer el dialogo “El banquete” el libro trata sobre una reunión de amigos donde recitan discursos al amor y en favor del dios Eros, ( ya que este es el primordial responsable de las cuestiones del amor, el sexo y la fertilidad) hay que tomar en cuenta que en la filosofía griega cuando se menciona el nombre de un dios es importante tener presente que no es en sentido religioso más bien son alegorías que encarnan los grandes temas del pensamiento.

Para describir el primer precepto del amor platónico haY que mencionar que el que ama, como el acto de amar, no es algo bello, no es hermoso, con esto el amor platónico genera su primer idea, un amor desapasionado totalmente alejado del concepto popular en el que se dice que el amor es algo hermoso y luego muy doloRoso, para Platón el amor verdadero es algo ajeno al apasionamiento y a la victimización. Otro punto es que para Platón es más importante la belleza del alma, ya que para él, el alma pertenece al mundo de las ideas, de lo divino, mientras está atrapada en el cuerpo y luego concluya en la muerte del cuerpo físico  al mundo de las ideas, del conocimiento abstracto y universal, con la muerte el alma se liberará y si dos amantes se logran encontrar sus almas hasta esas instancias encontrarán la perfección.

En otras palabras el amor platónico no es un amor imposible sino un amor inteligible, un amor no afecto a las pasiones y de carácter siempre espiritual, que para el caso de Platón se refiere en cuanto a lo espiritual, a un mundo de ideas, de razonamiento mutuo; pero describiéndolo de una manera más sutil sería  ese amor ideAl con quien podrías compartir tus ideas por toda la eternidad del cosmos, con quien te complementarías pero de esa manera cursi que dicen que esperas por tu “Media Naranja” que popularmente se conoce, por el contrario sería alguien afín a tus ideales, que tu consiente dicte como Platón realmente describe a ese amor.

domingo, abril 10, 2016

Simbolo Cristiano


Símbolo Cristiano

De mi bolso pendía un crucifijo, entre una y otra persona lograban notar el símbolo, algunos lo observaban con desdén, otros fijaban su mirada hacia mis ojos, formulándose  una retorica mental supongo, sobre todo note que aquella mujer que tenia tapada su cabellera con una mantellina fue la que más se exaltó. Tomé asiento colocando mi maletín en mis piernas. El transporte colectivo  es un lugar muy diverso en cuanto a gente con diferentes culturas y creencias, algunos extremos y ortodoxos; algo típico de una ciudad cosmopolita llena de millones de personas es, no querer entablar conversación en el transporte público e incluso se suele ignorar a los que te rodean, para suerte mía, a veces prefiero ensimismar me mientras dura el recorrido.
-¿Por qué cargas con esa cruz? -Preguntó una agradable joven.
- Porque es la mejor representación de mis creencias – respondí 
- Consideras que con eso obtendrás todas tus respuestas, ¿crees que ese símbolo te      representa?
- Las respuestas están en todas partes solo necesitas apuntar hacia el lugar indicado; en cuanto a que me represente como persona, difícilmente; es más una tendencia.
-Pero ¿Qué es lo que ganas con portar la, así a la vista?, ¿Acaso quieres influenciar a alguien? o ¿lo haces para llamar la atención?
- Ves a la señora con la mantellina en su cabeza, y aquel señor que se encuentra adelante con ese yarmulke [1]; no los representa a ellos, pero si refleja su forma de pensar; al igual que ellos y ¿porque no puedo hacer lo yo?  No quiero influenciar a nadie puesto que no predico, como lo hizo anteriormente el señor que pidió dinero luego de “orar por nosotros”, además seria una pérdida de tiempo el intentar hacerlo; ya sea por cultura impuesta o decisión propia, tenemos cada quien una forma de ver las cosas, depende de nosotros en que creer.
- Si pero considero que tu cruz es insultante y no creo que le importe a alguien, ni a mí ni a nadie; ¡deberías de dejar de cargar eso!
- En ningún momento te he insultado, ¿porqué he de ser ofensivo?, no he intentado   convencerte de creer en lo que yo considero lo correcto. Claramente puedo percibir que perteneces a una religión bastante obtusa, al parecer te confrontas bastante; te apuesto a que no puedes tener una conversación tranquila respecto a tus creencias con ninguno que no esté de acuerdo con lo  que profesas.

Señalando la cruz invertida que pendía del maletín se levantó -  ¡Acá me bajo! Satánico eso solo te llevará al Infierno. Gritó la joven excitada y eufórica. Atónito por la despedida, no dije nada; pero lamente la actitud. Sonreí, y me coloqué los audífonos para ignorar los murmullos de los entrometidos que opinaban respecto a la situación tachándolo de satánico  y especulando sobre la culpabilidad del joven en cuanto al desenlace de aquel encuentro, la situación se volvió incomoda pero tomo a ese sacrilegio con desdén. 




[1] Yarmulke: En idioma Idish es como se le denomina al gorro judío.

miércoles, marzo 02, 2016

Tiempo



Tiempo

El tiempo transcurre y es perecedero
Al final nos damos cuenta que es infinito
O simplemente no existe
Nosotros somos los perecederos
Como  toda materia que se transforma.

El tiempo solo es un parámetro
Y nosotros solo materia
Materia que transmuta y  con el tiempo deja de existir
Los hilos de plata pendiendo de la sabiduría
El pergamino volviéndose papiro arcaico.

La vida eterna una promesa falaz,
Un fabula que todos desearían 
Que fuese realidad
El tiempo muere y solo queda el vacío de la eternidad

Tiempo a veces desperdiciado
Y por algunos codiciado
A veces en un abrir y cerrar de ojos
Décadas hemos dejado.

  

viernes, octubre 30, 2015

Terror

Salió de su casa para poder fumar, se sentía algo confundido por las cervezas que se había tomado; se sentó en una banca en el parque próximo a su casa a disfrutar de su cigarrillo.

Por un momento perdió la noción del tiempo, algo desconcertado, acabo su cigarro y regreso a la casa. Vaya sorpresa, su hogar se había transformado en una carnicería,  su esposa degollada en la sala, la sangre se disimulaba en aquellos sillones de cuero; preocupado corrió a asistir la, pero ya era demasiado tarde estaba muerta, luego avanzo y se encontró a su hija desmembrada con los intestinos dispersos por toda la recamara, sus ojos se llenaron de angustia y dolor, pero fue interrumpido  por la esperanza de que su bebé de un año estuviera a salvo así que corrió hacia el cuarto del pequeño. 

Se encontró con todo normal, la cuna el mosquitero todo bien, pero no se escuchaba nada; se aproximó y vio a su hijo cercenado por completo envuelto en un charco de sangre, el cuello había sido cortado de un tajo, su cabeza separada totalmente del cuerpo. Corrió lleno de ira buscando al culpable, y se encontró de nuevo en  las gradas afuera de su casa. 

Los vecinos habían alertado ya a la policía, al escuchar los gritos que ensordecían a cualquiera que estuviera presente, a lo lejos se escuchaba la sirena que se acercaba... Con sus manos ensangrentadas, su ropa cubierta completamente de sangre y un cuchillo cebollero en su otra mano; las luces de la patrulla iluminaron su rostro. Los policías le gritaban que soltara el arma pero Thomas no hizo caso y sujeto fuerte mente el cuchillo clavándose lo en en el cuello...

Nunca imaginé semejante barbarie declaró la vecina de los Selter una familia muy tranquila.

miércoles, julio 29, 2015

Ecos



Ecos


Los ecos en la nada anuncian el momento
Cayendo enredado en las cadenas de la depresión
Esperando romper el ancla que no deja avanzar
Para finalmente cumplir mi deseo e irme

He bebido  demasiado del cáliz de la vida
He despreciado la alegría vana
En mi soledad sé
Que solo a mi es a quien tengo que agradecer

El hombre ordinario nunca entenderá
Esta atracción intensa al portal de la muerte
Por eso me mantengo calmado
Mientras me vacio

Gota a gota, desvaneciéndome
Dolor, vacio, intoxicándome de angustia
En mi soledad…

Ecos en la nada
Sombras en mi entorno
Anuncian el viaje

A ese sueño que dentro de poco alcanzaré

miércoles, mayo 27, 2015

Los consejos del viejo


Los consejos del viejo

No hace mucho tiempo, un joven iracundo decidió abandonar su tierra, aventurarse y expandir  su mente conociendo el mundo, entonces tomó las cosas más necesarias, empacó y comenzó su camino sin retrasarse más. Mientras caminaba decidió su ruta y en las afuera del pueblo encontró a un viejo sentado al borde de un sendero, éste llamó mucho la atención del viajero ya que tenía un sombrero en el suelo como si aguardara por una limosna, pero el anciano no parecía un mendigo, su ropa extravagante y muy limpia por cierto dejaba implícito que no había razón para serlo; una curiosidad inquietante provocó que se aproximase a él y dijo:
-¿Qué haces aquí viejo?
- Aguardo por cualquier entrometido que quiera preguntar
-¡Ha¡ No te enojes, no fue mi intención ofenderte. No eres un limosnero; decidí viajar por el mundo, y creo que estás aquí sentado con algún propósito como en mi caso.
-Realmente estoy esperando a alguien que me llevará por el camino del que procedes, pero aparte de eso soy un filósofo y doy consejos a la gente a cambio de un colón.
- Está bien dame un consejo que me ayude en mi camino, toma aquí está.
- Déjalo dentro del sombrero. Y escúchame bien porque no lo repetiré… “No camines por veredas”
-¿¡No camines por veredas!? –sorprendido e intrigado se lo tomo a bien y pidió otro consejo -Dame otro y así nos ayudamos.
- “No te metas en lo que no te importa”
-Está bien entonces “no caminar por veredas”, y “no te metas en lo que no te importa”; bueno solo tengo dos colones más, dame un último consejo.
-“A tierra que fueres, haz lo que vieres”

El joven se despidió del viejo, optimista y pensativo respecto a aquellos presagios que se tomó muy enserio, luego de caminar por un par de horas ya caía la tarde, cuando se encontró con una señora y él preguntó:             
-Disculpe Señora, ¿cuánto falta para llegar a Sesori?
-Dentro de un par de horas estarás ahí.
-Gracias.
-Aunque si quieres puedes acortar el camino en la siguiente intersección si coges el camino de la derecha llegarás más rápido y te ahorraras una hora de camino por lo menos.
-Muchas gracias, lo tomaré en cuenta. ¡Qué le vaya bien! -Se despidió.

Caminó por un rato, llegó al punto que anteriormente había mencionado la aldeana, pero también recordó el primer consejo de aquel viejo mítico; se hacía tarde y abatía la noche, así que continuó su camino, mientras lo hacía su entorno se oscureció y un frío que helaba sus huesos lo abrazó. La noche llegó y muy tarde logró encontrar un pequeño establecimiento que aún estaba abierto en Sesori, donde busco cenar y posiblemente pasar ahí la noche.
 Entró al lugar y sorprendente mente había tres mesas grandes como para una docena de personas cada una, en una de ellas se encontraba una mujer encadenada al piso y a la mesa, estaba sucia andrajosa sin zapatos solo con su  vestido y nada más; sobre la mesa se encontraba un enorme jarrón transparente con dinero dentro. Algo incomodo pero sin tener opción decidió quedarse y se sentó en la mesa más próxima. De la habitación contigua salió un Señor de edad madura, frente amplia, ojos hundidos, muy pálido de tez y un particular bigote que parecía que lo peinaba constantemente; lanzo una mirada fría y se acercó:

-¿En que le puedo ayudar?   -preguntó serio y cordialmente-
-busco algo de comer –respondió aunque también deseaba un lugar cálido para dormir, no lo mencionó, definitivamente luego de esa escena prefería dormir en el bosque a quedarse ahí.
-Veré que tenemos.
-Lo que sea está bien, pero por favor que sea algo caliente.

Sin mediar más palabras se retiro el anfitrión a traer un plato con comida, mientras el joven observaba a la mujer, siendo atacado por un sin fin de preguntas e innumerables conclusiones que su mente podía concebir, ensimismado en un huracán de pensamientos la veía, de repente una mano agitándose lo trajo de nuevo a la realidad.

-Su comida joven –convocándola  sobre la mesa y yéndose a la barra que tenía en el pequeño bar, se quedó ahí, tanto la mujer como el tendero estaban circunspectos al joven, la mujer Evitaba el contacto visual con el muchacho, pero la curiosidad comenzaba a ser desesperante en el joven, cuando recordó el segundo consejo y la imagen de aquel viejo en el camino se le presentó, por lo tanto ignoró todo su alrededor y terminó su cena.

-Disculpe, ¿cuánto le debo?-dijo el joven convencido que  no se quedaría ahí esa noche.
-¿Ya se va? , ¡Tan pronto! es noche de seguro necesita un lugar en donde dormir…
-No se preocupe llevo prisa.
-Está bien, son cincuenta centavos.
-Acá están.- Respondió el joven y se retiró saliendo del establecimiento a paso apresurado.
-¡Joven! –Grito el tendero- venga, regrese.
 -Dígame, ¿en qué le puedo ayudar?
-¡Acaso no piensa preguntar! -Insistió sorprendido.
-Mmm ¿qué?- respondió desconcertado.
-Mi mujer; digo, no piensa preguntar ¿por qué está esa mujer encadenada?
-No.
-Vamos regrese, pase adelante.-Alegre cambió ese rostro frío que tenía el tendero
-Disculpe, no entiendo
-¡Pase quiero darle la noticia a mi esposa! Oye María, éste joven te ha dado la dicha, ahora eres libre.- Jovialmente fue dentro de su casa a traer las llaves con las que liberaría a la mujer- Ahora eres libre. La esposa muy agradecida se dirige al joven, le hace una reverencia y le da las gracias.
-Déjeme explicarle joven –interrumpió el tendero- mi mujer estaba cumpliendo un castigo, impuesto por mi desde luego, quiere saber los motivos… Ella es muy imprudente y además le gusta entrometerse en situaciones que no le incumben, un día ella me envolvió en un terrible problema que casi me cuesta la vida, y desde ese día que gracias a Dios no resulto el peor saldo, la confine a pasar sus días encadenada y todo aquel que visitara este negocio se daría cuenta de su actitud… Pero le dejé una condición, ve ese jarrón que está sobre la mesa con dinero, pues dispuse de echarle cierta cantidad de dinero por cada día que ella pase encadenada y además si alguien viniese a acá y no preguntase del porqué del castigo, ese día seria redimida…

Luego de que el tendero explico al joven la situación hizo a un lado una cortina, detrás de ella se encontraban varios jarrones llenos de dinero y dijo: –Joven éste es el premio por liberarla, ahora todo este dinero es suyo. El joven aún no podía creer lo que estaba sucediendo. Pero luego de aclaradas las cosas bebieron vino, celebraron y decidió quedarse en aquel hostal.

A la mañana siguiente el joven tomó sus cosas y dispuesto a retirarse se encontró con un desfile, todos marchaban  con sus mejores trajes, nuevamente tuvo una regresión y recordó el tercer consejo del anciano, “A tierra que fueres, haz lo que vieres” a lo que sin dudar tomo el dinero que había obtenido la noche anterior y compró el traje más caro que encontró y se unió a la marcha, que lo dirigió a la plaza central de Sesori donde el portavoz anunció “A todos aquellos que desean obtener la mano de la princesa, les deseo la mejor de las suertes ya que en estos momentos la princesa ha dispuesto buscar a quién será el amor de su vida”. La princesa se ubicó en la plaza hizo un recorrido, viendo a algunos con detenimiento y a otros con desdén, cuando llegó a donde el joven regresó al estrado y le hizo pasar adelante y así lo escogió como su alma gemela.

Y así fue como llego hasta el palacio y para sorpresa el rey resultó ser el viejo del camino quien sorprendido le dijo: -Has venido hasta acá ¿Eso es lo que deseabas?
-Realmente buscaba la dicha y la felicidad, aunque realmente ahora ya no sé lo que quiero
-¿Y consideras que la has encontrado?
El joven se quedó pensando detenidamente por un momento, luego decidió despedirse y continuar con su camino dejando atrás a la princesa –Espera aun no he terminado –gritó el rey- ayer por la tarde en la vereda tres asaltantes cometieron un nefasto crimen, al parecer un joven viajero con un colón en su bolsillo y un costal de sueños fue apuñalado…

EL joven no comprendía el porqué la letanía del viejo, de repente un dolor insoportable lo abatió sucumbiendo en el suelo, en posición fetal, sostenía su abdomen con fuerza sofocado con una asfixia puso sus manos frente a su rostro empapadas de sangre. Cerró los ojos y su vida recorría en retrospectiva hasta el punto en el que los abrió nuevamente y vio a los asaltantes desaparecer en medio de la maleza del bosque…



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...