Inicio

miércoles, marzo 12, 2014

El Arbol Decadente

“El árbol decadente”
No hay mejor deleite que encontrar un tesoro,
eso es lo que muchos desean o piensan.
Al borde de una colina
se encontraba  un árbol,
tan joven y comenzaba a marchitarse,
¡vaya sus hojas!, ¡que marchitas!,
hace  un lindo paisaje al atardecer.
Una vez un ermitaño  acompaño al árbol,
 éste no probó su fruto,
lo regaba pero no lo tocaba,
su fruto atraía, pero el ermitaño resistía,
clamaba a su Dios por abstinencia. 
Un misántropo lo encontró,
cogió su fruto y saboreo hasta embriagarse,
Ebrio de locura, cautivo de la pasión,
vibrante de ser, eufórico hasta la máxima expresión.
Un árbol marchito yace al borde de la colina. 
                                                                                                                

 Por: Morbidanhell

4 comentarios:

Inma_Luna dijo...

Escribes bellisimo y original.
Te comenté en el post que me has sugerido.
Creo que no tienes la opción de seguidor por el blog y si por el google mas...yo aunque lo tenga no lo uso mucho.
Pero te seguiré, gracias por quedarte conmigo.
Besos

Morbid anhell dijo...

Aun no me he acostumbrado a usar este blog ya que recientemente lo he abierto, pero tomaré en cuenta tu comentario para agregarle esa opción.
Igual yo casi no uso el google+.
Que bien que te haya gustado tengo mas narraciones pendientes la otra semana probablemente suba otra.

Chogüi dijo...

Me encanto esta narrativa para expresar la profundidad de los sentimientos: la abstinencia y el arrebato.
Excelente.

Abrazos.

Morbid anhell dijo...

Muchas gracias Chogüi, haciendo mención a la abstinencia impuesta por una creencia o cultura y lo que se puede llegar a hacer con tener una perspectiva diferente de las cosas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...